Di sí a la crema solar en marzo

Ayer me crucé con mi vecino del piso de arriba que también practica ciclismo. Al saludarnos me dijo que me veía moreno. Y le respondí con una sonrisa que todavía estábamos en marzo y que ya me vería en Agosto. Cierto es que mi piel agarra el tono moreno con cierta facilidad.

Esa situación me hizo reflexionar acerca del impacto del sol en la piel desde bien temprano del año. La siguiente vez que me ducho observo que tengo alguna ligera marca de sol en muñecas y rostro. Lo que demuestra que, efectivamente, me ha cogido el sol en alguna de las últimas salidas. No voy a soltar en este artículo una retahila de recomendaciones acerca del uso de la crema solar y la necesidad de protejer la piel de los que pasamos tantas horas bajo el sol.

Sí quiero mencionar que, pese a que el sol todavía no golpe con fuerza nuestras tierras, va siendo hora de ponérse cremita. Sí, estamos en marzo todavía. Pero no hay que extenderla por todo el cuerpo ni mucho menos. Debemos saber que tenemos puntos clave que están expuestos al sol prácticamente todo el año. Cualquier aumento de la radiación solar se nota en estas zonas:

  • La cara. Si llevamos gafas de sol, ¿por qué no nos vamos a echar crema? La marca de las gafas servirá como gran prueba de que el sol comienza a pegar con fuerza. Aplica una capa de crema solar en las mejillas, nariz y labios.
  • Las piernas. Los ciclistas se sirven de las piernas. En marzo, con primavera, ya se ven cullotes cortos, o piratas. Para colmo, después de entrenar nos aguantan el resto del día. ¿Por qué no le dedicamos cinco minutos antes de salir para echarles algo de crema para protegerlas del sol? Al fin y al cabo, ellas lo dan todo para que nosotros podamos disfrutar de la bicicleta. Cuídalas un pelín, hombre
  • Las manos. Particularmente, desde que sufrí una caída dura en octubre, siempre llevo guantes. En aquella caída me raspé algunas partes de la mano… No tengo tanta necesidad de echarme crema en las manos. Sin embargo, hace poco, en un día soleado, una pequeña franja de mi piel entre el guante y el manguito quedó al sol. No me quemé, pero ya tengo la muñeca morenita. ¡Ponte crema!

 

Ibai Lejárraga

img_0447_recortada

Fotografía: J.Cortés

Bilbao, 1992. Periodista por la Universidad del País Vasco desde 2015, con experiencia en medios radiofónicos locales y autonómicos.

Master MBA en Dirección y Gestión de Empresas de Marketing Deportivo y Patrocinio en el Deporte por EUROINNOVA FORMACIÓN. Gestión de la Comunicación en Entidades Deportivas y Gestión avanzada de RR.SS en el Deporte por la EUROPEAN SCHOOL BUSINESS SCHOOL.

Director Deportivo en HONDARMENDI TXIRRINDULARITZA KLUBA, Licencia de Director Deportivo Nivel 1 en Ciclismo por la ESCUELA VASCA DEL DEPORTE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s